¿Como funcionan los copycats de moda? Y no es solo por Virgil.

37

Los casos de copycats de moda son más frecuentes de lo que parecen, cada temporada se hace alguna denuncia famosa de copycat en diseños, y mientras los creativos luchan por esto, la ley y los economistas difieren en que este sea un problema. Entonces ¿como funciona el sistema de inspiracion/ copycats en una industria que funciona con trends y fast fashion?

Partiendo de la primicia en que la industria se divide entre el ámbito creativo y el comercial, íntimamente ligados, pero con basamentos éticos que pueden ser antagónicos, existen varios enfoques en los que podemos ver los dupes, antes de declarar copycats de moda y ser considerados como tal.

En un principio porque la industria de la moda funciona de manera acelerada, y la batalla la ganan aquellos que puedan producir más rápido y mas económico para satisfacer las necesidades que demanda el consumidor, con una brecha entre lo que ven en redes sociales, el bolsillo y lo rápido que puedan obtener el trend, los creadores originales pierden dinero cuando se encuentran fuera de la vorágine del fast fashion o cuando su creación está fuera de temporada. Razón por la cual tambien muchos diseñadores han implementado el See Now, Buy Now, donde ya no hacen lotes meses antes del desfile, sino que usan la moda predictiva para crear cantidades limitadas para vender en sus tiendas online, minutos después de su presentación, disminuyendo el riesgo de dupes a inicios de lanzamiento.

Esta situación,  alimenta los trends, el cual es fundamental para la comercialización de la moda como resultado de lo que está pasando en el mundo EN EL AHORA y no en el futuro de las temporadas lanzadas con antelación. Es entonces cuando se ve la fina linea entre entrar en el trend y copiar elementos de otros creadores. Siendo más visible cuando estos elementos no forman parte del ADN de la marca y la copia es notoria.

Una marca al estilo Peter Do, sumándose a un trend POP al estilo Moschino es de cuidar, pero a fin de cuentas, muchos diseños Valentino, de cualquier temporada, serán inspiracion para miles de diseñadores de vestidos de noche a nivel mundial. Sobre todo porque en muchos países y para muchos bolsillos, no están disponibles fácilmente los Valentinos y si se ha convertido en un trend, los consumidores no pueden acceder a productos similares, bajando la popularidad de propio Valentino y aún así ¿que tan bien están los copycats de moda ante la ley? ¿y ante el escrutinio público?

copycast de moda
Balenciaga – Calvin Klein – Puma

Dependiendo del país y las acciones legales a tomar son variantes, en EEUU, la moda no esta registrada como industria creativa, sino como manufacturera, que crea elementos utilitarios, lo cual deja por fuera cualquier forma de protección general a la industria. Proteger diseños se resume a la capacidad de gestión y dinero que cada marca tenga, es decir, las grandes marcas son las más privilegiadas en este caso, ya que serán las que cada temporada pueden invertir en este proceso, lucrando al estado.

Europa es otro cuento, ya que la moda legalmente tiene un historial creativo y ciudades como París y Alemania, son estrictos con la protección de la industria. Latinoamerica lleva algo de atraso al respecto, aunque al ser un continente creciente en conciencia de la moda, hay un funcionamiento atípico en toda la situación de copycats de moda y su protección, países como Colombia trabajan en esto arduamente ajustando sus leyes. Un encuentro que genera problemas a la hora de luchar los derechos creativos cuando se hacen exportaciones a lugares con leyes diferentes, que no protejan a la moda.

+ ¿La moda tiktoker es moda real?

+ Ninguna marca puede comprar el estilo propio.

 

Igualmente no está todo esta perdido, si una marca, aún siendo pequeña, tiene asesoría legal al respecto para evitar que se lleven sus ideas, lo primordial es el registro de elementos puntuales, como logos, monogramas, ciertas formas o patrones específicos que sean bases. Para esto la marca debe contar con un estratégico sistema de diseño de colecciones, donde el director creativo hace uso de los recursos registrados en los diseños que sabe serán los más populares, para eventualmente pueda lucharse y tener oportunidad real de litigar, en el caso de querer una batalla legal con el producto dupe. De hecho estos elementos son los factores muchas veces decisivos para definir, legal y públicamente si en realidad es una inspiracion, un trend o un dupe. Y esto no es nada sencillo.

Y aunque esto no asegura estar realmente protegido, igualmente los que crean las leyes y llevan la contabilidad en la industria, son más fríos respecto a la protección de diseño, y de hecho, mucho de ellos no están nada preocupados en resolver los problemas creativos o ajustar leyes viejas. Primero porque en países como EEUU el indice de PIB de $350 mil millones proveniente de la industria de la moda, muy lucrativo.

Cartier- Chloe

Además los expertos negocios de moda dicen que, mantener en la jugada a los dupes, tambien mantiene a la industria fuerte y en constante renovación. Las marcas que copian diseños fortalecen los trends y luego los agotan, lo que hace que la temporalidad anual se mantenga saludable y evolucionando y se expanda la idea de la moda de manera horizontal. Queda de parte de las marcas más creativas y el haute couture hacer el crecimiento vertical y de conciencia, para que estos sean valores que se diluyan tambien en fast fashion.

Ha ocurrido con mensajes feministas que inician en Dior y se popularizan en copycats de moda, o en el uso de artes gráficas y plásticas, con artistas colaboradores, que ha dado popularidad a estos artistas, muchos de ellos artistas indie.

Hoy en día las redes sociales se han asegurado de expandir de manera horizontal en forma de inspo los dupes, cuentas como Diet Prada a nivel de grandes marcas, o What The Fake y GlamEstafa en Venezuela han expuesto a las marcas que han pasado las lineas finas del copycast de moda, pero es sabido que si el ADN creativo de una marca es fuerte y con elementos claramente reconocible, está puede hacer una denuncia publica y se han visto casos de éxitos en donde se logra que la marca que ha copiado retire las prendas del mercado debido a la presión publica. Esto si la marca se ha hecho de una comunidad sana y además ha sido verdaderamente creativa a la hora de crear sus piezas, y por ello la conceptualización de una colección es de vital importancia a la hora de crear.

 

El caso expuesto este agosto de 2020 de parte de Walter Van Beirendonck contra Virgil Abloh en su menswear de Louis Vuitton SS21, expuesto en su cuenta de Instagram, comenta respecto a la colorimetría y a lo peluches que colgaban de las pecheras de los trajes, como réplica conceptual de elementos usados en su marca en colecciones anteriores. Virgil se defiende y desmiente la acusación, artistas como Kanye West lo apoyan tanto ahora como desde el principio, pero la lucha en redes sociales está siendo una batalla que ha dividido a la comunidad de la moda, aun sin una concluyente de copycats de moda.

Ha pasado muchas veces que marcas grandes se comparten estas ideas creativas, luchas entre Levi’s y Kenzo, Balenciaga con Yeezzys, Gucci con algunos creadores, eventualmente Chanel con creadores independientes y los casos recurrentes de Zara, Urban Outfitters y H&M contra las grandes casas de moda.

Hay un largo recorrido para batallar contra los dupes, tanto entre creativos de una misma escala, como pequeñas marcas copiando a los grandes o los grandes a lo diseñadores indie, la parte legal posiblemente se vea de las más ralentizadas y queda por ahora de parte del publico que defiende, tambien saber cuales son los elementos en juego educándose al respecto y bajo que enfoque trabaja el sistema de trends/ inspo y copycat, así como tambien la jugada del fashion en crecimiento horizontal. Veremos como avanza la industria, la temporalidad, la distribución de productos y el consumidor al respecto.

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. […] elementos que corresponden la denuncia de copycat que se hizo al respecto, pero que Louis Vuitton está haciendo suyo y llevando adelante con éxito […]

  2. […] están volviendo recurrentes esta temporada. Desde la situación entre Philipp Plein y Dior, hasta el de Walter Van Beirendonck y Louis Vuitton. Hoy la batalla la protagoniza Vetements y Balenciaga en un caso de plagio en donde lo más […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.