Digital Fashion. ¿Alta costura digital?. Si, por $9500 USD

0 33

Siendo un mercado en auge, la incursión de la tecnología en la industria de la moda, va no solo de implantaciones en retails y publicidad, hablamos aquí de digital dresses, es decir, real digital fashion.

 

Si hace unos años todo el universo de un influencer digital llegó como idea para ser la mediación entre los avances en que los videojuegos, la realidad virtual, la experiencia inmersivas, redes sociales y publicidad. Los digital creators no se quedaron solo en los conceptos de la moda tecnológica aplicada a retails, ni con la preciosa Lil Miquela. o los modelos virtuales.

El salto a una vida completamente digital y a una experiencia inmersiva con infinidades de uso, la ha dado The Fabricant, una empresa holandesa responsable de crear estos digital dresses y además ponerlos en venta, revolucionando el mundo de la moda y llevándose el premio gordo literal del digital fashion.

Con algunos años en el mercado creando moda digital, hoy son noticia por haber vendido el primer vestido couture del mundo. LLamado «Iridescence», por The Fabricant se basa a nivel de diseño en el filtro de instagram de la artista Johanna Jaskowska, en conjunto con Dapper Labs, generando una pieza que solo existe digitalmente, solo que esta vez no se ha quedado en el book de The fabricant y ha sido vendido bajo cadena blockchain en subasta en la Cumbre Ethereal, por unos $9500 USD

¿Cómo funciona si no es ropa real?. De aquí a unos 28 días, se le hará una fotografía al propietario y el equipo ajustará las medidas a este para el fitting del vestido. tal cual como lo harían en cualquier casa de moda, solo que esta vez los procesos son diferentes y no hay un savoir faire de señoras pegando encaje y hombres bordando cueros.

¿Podría esta ser otra rama de la moda e influencers sostenibles en pro de un fast fashion mas slow fashion? Algunos críticos creen que si, una forma de handmade digital posiblemente, cuando se es digital dress exclusivo.

Favourup piensa en debate cerrado respecto a este tema piensa que, si el acelerador del fast fashion son los influencers en redes sociales por una vida digital, valdría la pena evaluar la existencia y propagación de la moda tambien digital.

Y aunque esto produce diatribas entre la existencia de las prensas y la ruptura de la moda como arte usable. Sigue siendo una opción sobre la mesa que vale la pena evaluar. No es barata aun, pero seria interesante ver a futuro la aplicabilidad del digita fashion al mundo real.

Ya veremos futuras colaboraciones digitales de los directores creativo de las casas de moda. Si factura mucho, por supuesto que sí.

 

Fuente Videos y fotografías por

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.