¿Influencers de que?

0 40

Crecen los negocios H2H (Human to Human)  ya nadie cree en la marcas, cree en otras personas con los que se identifican y las recomendaciones boca a boca se magnifican en redes sociales como Instagram. A estas personas que expanden su credibilidad se les llama técnicamente «Influencers» antes de que fuera un negocio rentable consentir a tus usuarios a través de un intermediario. Suena facil y aunque no lo es, debemos admitir que es el negocio al que todos quieren entrar desde hace un par de años y esto ha llevado a corromper el sistema.

 

A la hora de la verdad, si todo el mundo es cool ya nadie es cool ¿no?, lo mismo ocurre en este negocio. Cuando se pasa la transacción, ¿hay algo mas? no va solo de poner en la bio de Instagram que son «Influencers» y si en efecto lo fueran, son entonces ¿Influencers de que? y mejor aun ¿con que?. No existe fraude si todas las partes no cooperan.

Si estás aquí porque piensas que voy a explicarte como ser influencer, no estas en el lugar correcto, hablaremos de como no serlo y de la verdad que nadie quiere decir o escuchar al respecto de la relación errática que hay entre estos y las marcas que los patrocinan. Un articulo de preguntas y resuestas

El concepto se ha transformado tanto que hoy en día la alineación de marca y reales influencers, debe ser re interpretada y separada de malas prácticas que están afectando el ecosistema de la moda y blogosfera a nivel de publicidad, no solo convirtiéndolo en una cadena de estafas, si no peor, saturando al usuario que esta rechazando el bombardeo de propuesta que llegan a su móvil día tras día.

De a poco ya los usuarios dejan de creer en las fashion bloggers con fotos bonitas vendiendo un producto de maquillaje especifico, simplemente por ser bonitas y le han pagado por ello.

¿Consecuencias de esto? Malas rachas de las inversiones de publicidad para las marcas y dispare en el valor de la captación de clientes,  ¿por parte de los influencers? ¡Hey man, sistaa!, habrás arruinado por mucho tu reputación y por ende tu negocio sino lo haces bien o si descubren tu engaño o no trabajas lo suficiente, no importa que vayas con la última camisa de Gucci y los pantalones de Vetements. Le paso a Galliano, podría pasarte a ti..

 

Primero la preocupación de muchos: LOS SEGUIDORES

 

¿La dura verdad? Todos podemos ser influencers de muchos seguidores por menos de $100. Si, existen paginas que venden seguidores y likes por paquetes según la cantidad de dinero que quieras invertir en tener una apariencia de números gordos, de bots que hagan creer a los demás que eres famoso. Y pues, si esta en internet, no daña a nadie y es legal, puedes hacerlo. El problema está cuando se estafan marcas y audiencias por ello.

 

Aun así, posiblemente esto de los seguidores es un tema gastado, si estás atento y eres crítico lo sabrás, lo habras leido en cientos de lugares, pero ¿que tal si esta vez te lo demuestro con números y video?

Tal vez desde adentro no lo habías visto. Lo harás ahora.

La agencia española de trabajo profundo con los influencers, Human to Human, ha hecho un experimento donde toman a una chica y la convierten en una influencer falsa con un presupuesto pequeño, el resultado: acceso gratis a fiestas exclusivas, viajes y regalos de marcas que sin ningún tipo de investigación se dejaron llevar. ¿Que ganaron las marcas? Nada, habrán sido estafadas,  al final del día, los bots no compran productos, acarreando gastos en publicidad en vano.

Human to Human relata, que con una inversión de €500 en 3 semanas recuperaron la inversión, suena fabuloso para ellos. e incluso atractivo para ti, ¿lo malo de este sistema?, las marcas si perdieron dinero. Una gran lección que nos han dejado para aprender.

 

Segundo: Los fabulosos regalos sin estrategia

Lista de invitados, accesos especiales, regalos, concursos asociados que se van hacia estos influencers con un número falso de seguidores y una influencia minima, es decir. a la basura, gracias a malos estudios de mercado por parte de las marcas, que sin ninguna estrategia en particular, regalan productos sin importar la época del año, nicho de mercado o intermediario, mediciones ni conteos.

 

La inversión mas segura y regular esta en la excepción de la temporada de eventos y las ciudades con fashion weeks, con fotógrafos que crecen la exposición al respecto, la publicidad es imparable e internet, pero sin estrategia, la venta muere en la misma semana que el evento se efectuó y fin, de nuevo el dinero a la basura, o los costes de captación se habrán elevado por sobre los ingresos por ellos.

No hay en la actualidad control de este tipo de publicidad por ser un sistema relativamente nuevo. Apoyado solamente en los cálculos de costes de captación y fidelización de clientes con la medición de la estrategias interna,  serán estas relaciones de números, lo único que puede decir que ese lipgloss se esta vendiendo mas por estar en los labios de Kylie, que pago y triplicó además, en ventas la inversión realizada total.

Un fenómeno que es recurrente en el mundo de la moda, que trabaja directamente con la publicidad de marcas personales, o en este caso influencers a diversas escalas, según lo grande que sea la marca, el producto y el nicho de mercado, el común es que esta relación de números, no existe a en las microindustrias y micro influencers. Al no haber regulación, la especulación y desconfianza al respecto es mayor y no da paso a estas negociaciones de manera saludable.

La marca y el influencer deben generar un real trabajo de publicidad.

 

Vicki Ho, de la agencia de relaciones públicas Turner Pr, lo expresa así. Esto de dar cosas, accesos y etc, debe acompañarse con una estrategia de productos a los influencers correctos que manejan el público correcto, basado no solo con números, hay que ir un poco mas profundo, ya que está demostrado que estos pueden comprarse. «Alineando todo»,  dice la directora de Bollare, Katie Goldsmith, la estética del producto, el estilo y hasta otros profesionales que trabajaran en esta exposición. Un producto musical hermoso que no está acompañado de producciones audiovisuales no esta siendo bien aprovechado, por ejemplo y últimamente, en la vorágine de las redes sociales, se le está prestando poca atención a esto aunque el sentido común diga lo contrario.

¿En que se han convertido los fashion bloggers? (Parte I)

 

Y estamos claros de que hoy en día éste es un trabajo de publicidad arduo de ambas partes, tanto de influencer en general, mantener la credibilidad para con su audiencia, como para las marcas que deben medir el posible alcance de sus productos según el plan de negocio.

Las malas prácticas de publicidad deben acabar. El trabajo debe hacerse. Sino entonces, tanto marcas como intermediarios ¿son influencers de que? Sin producto, sin mensaje, sin persona, sin aporte, no hay relación comercial

Ninguna por encima de otra con la falsa expectativa de cobros agigantados por parte de los influencers con exceso de autoestima ni de la marcas aisladas con exceso de ego. Hoy en día los consumidores confiamos en la buena relación de ambas como medio de compra, lo mencionamos antes, en las relaciones H2H exitosas de hoy en dia todos ganamos.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.