Lujo en el desierto: Prada Marfa

Si alguna vez has visto una tienda de Prada en el desierto, estas viendo Prada Marfa y esta la historia de esta falsa tienda Prada.

23

Si alguna vez has visto una tienda Prada en medio del desierto, es posible que estés viendo Prada Marfa, que no es cualquier boutique de la afamada marca italiana, sino una instalación artística, que además no es parte oficial de la franquicia. Te contamos la historia de Prada Marfa.

Al fin un pase virtual al codiciado Gucci Garden

Virgil Abloh: «El legado de Luis Vuitton no es acerca de la ropa»

 

La boutique solitaria del desierto es una instalación de arte de 2015, de los artistas Michael Elmgreen e Ingar Dragset. Buscando explorar la relación de la moda con la cultura, y al mismo tiempo explorar la reacciones de algo inusual y como este transformaría el paisaje, tambien se crea para demostrar el valor hoy de la cultura selfie  siendo un centro turístico en la cultura POP. La boutique en medio de la nada, cuenta con muchas visitas al año, cumpliendo con su meta principal para redes sociales por ser una curiosa instalación.

Los artistas de hecho no eran novatos en esta exploración, estas ideas se forman desde 1995, y de hecho antes de Prada Marfa, en 2001 ya habían hecho experimentos similares a menor escala. Para esto crearon un proyecto que cubría la estantería de la galería de Tanya Bonakdar en New York, donde hacían una alegoría a la apertura de una boutique de la firma Prada en Brodway para el momento, la instalación se llamaba  Opening Soon / Powerless Structures y simulaban la apertura de una proxima tienda Prada en el lugar.

«A comienzos de siglo comenzamos a darnos cuenta de que toda la gente que acudía a inauguraciones solía vestir de Prada. De ahí surgió la idea del proyecto en la galería de Tanya Bonakdar en el barrio de Chelsea, con el anuncio en el escaparate de la inminente apertura de una tienda de Prada. La gente pensaba que eso era así y no entraba en la galería. Fue un proyecto muy bueno, pero a la galerista no le gustó nada, porque no vendió nada de nada mientras estuvo “expuesta” nuestra obra». Comentan los creadores

 

Prada Marfa tambien naciente como instalación, toma su nombre ya que la selección de la ubicación era el medio del desierto de Texas, Estados Unidos, en la Highway 9o, a unos 42km de Marfa, ciudad icónica para el mundo del arte y el minimalismo arquitectónico, gracias a la residencia en 1971 del arquitecto precursor del movimiento  Donald Judd. Así que no es una ilusión óptica o una estrategia de marketing, es realmente una falsa boutique Prada en medio de la nada.

Con un costo de unos $ 80,100 USD para su construcción, fue ejecutada por los arquitectos estadounidenses Virginia San Fratello y Ronald Rael, además con materiales degradables para que no afectara a posterior el paisaje a su alrededor. La obra fue financiada por el centro de arte y cultura Ballroom Marfa, en asociación con las fundadoras del Art Production Fund en Nueva York.

Y aun no estando dentro de la linea oficial de la familia Prada, Miuccia se entusiasma con la idea y la empresa de moda les concede, no solo el permiso de uso de su logo, sino tambien algunos productos de la colección AW 2005. Aunque esto ha traído una que otra consecuencia negativa.

 

Instagram/almostfabme

 

No todo es popularidad y fama, entre la ubicación foránea y los productos de alto valor dentro de la tienda, Prada Marfa no solo cuenta con valiosas visitas turísticas, tambien ha sufrido de algunos ataques de vandalismo, que van desde romper los vidrios y pintar las paredes con aerosol, hasta forrar la fachada de posters de otras marcas controversiales, de hecho esto ultimo a acarreado al delincuente una multa de nos $12.000 USD

 “Realmente queríamos ver qué podría pasar si uno fusionara el pop y el Land art. También fue un comentario sobre la marca y la cultura consumista «. Los creadores a Vogue

Y aunque los creadores Elmgreen & Dragset no están en desagrado al respecto, ya que afirman que la Prada Marfa ha adquirido historia e identidad propia, algo que forma parte de la motivación del proyecto como reflejo de la contemporaneidad. Por igual se han tenido que tomar ciertas acciones para detener las agresiones contra la edificación.

Se restaura periódicamente, las bolsas tienen rastreadores GSP y se cortaron sus fondos; Los zapatos en exhibición solo son del par izquierdo, aunque Prada dono los pares derechos luego de un robo.

«Cuando las personas interactúan con el arte, estas sienten que tienen voz en el espacio público» Elmgreen para The Guardian.

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.