Las protestas en la moda siguen, esta vez le ha tocado al Burka en Copenhague

0 30

Dinamarca ha destacado por ser un país neutral, sin embargo cuando pone la voz en algo, estremece el suelo gracias a su forma de abordar protestas. Posturas contra la guerra, la educación y el medio ambiente, pero esta vez le ha tocado al Burka y con ello, todo el revuelo de las últimas semanas en el territorio danés además ocurriendo en el escenario del Copenhaguen Fashion Week SS 2019, las protestas en la moda no se hacen de esperar.

La respuesta a la prohibición del uso del Burka en Dinamarca (velo que oculta la cara de las mujeres en la religión islámica) viene de manos esta vez el diseñador danés Reza Etmadi de MUF-10, una producción con algunas modelos a su favor, ha recreado una escena en pasarelas de mujeres policías intercambiando flores con mujeres con velos, patrulla on stage incluidas. La ley y la prohibición encontrándose entre flores es de las mas bonitas protestas en la moda a favor de la cooperación, además entre mujeres.

Esto como voz introductoria del desfile de su marca MUF-10, presentada en este Copenhaguen Fashion Week SS 2019, marcando una posición política que extrañamente no es individual.

Porque la verdad es que hace algunos días, el Burka, es totalmente ilegal en Dinamarca. No se reconoce esta forma de expresión en el país y el uso del mismo en la calle es motivo de multa, punto para la libertad de expresión según el estado danés, pero no tanto para los residentes islámicos en el país.

Sin embargo con una posición tan marcada de la región danesa, era de esperarse que en cualquier momento algo público hablase al respecto y el arte es ideal para ello.

Y aunque suena extraño debido a problemas a nivel mundial con el feminismo y el velo, esta vez la protesta en la moda, va en contra de la prohibición.

Sin embargo la moda entra en la palestra de forma muy activa en cuestiones de protestas, hace unas temporadas atrás y aunque todos creían que era un espectaculo de luces y ficción, la moda con voz y propósito está invadiendo las calles y las pasarelas dando un claro mensaje de lo que realmente significa la libertad de expresión.

Es por ello que además, MUF-10 abre propuesta en la moda con un desfile lleno de velos, si, no fue solo una actuación del entrada, la marca ha sacado prendas que deliberadamente van en contra de la ley, marcando una posición política clara.

Y es que esta ley no prohíbe el Burka de forma frontal, pero si es penalizado cubrir el rostro, una postura agresiva, según Humans Rights Watch para aquellos que creen en la expresión religiosa o tengan gustos específicos al respecto y es una ley que se ha vetado como discriminatoria. Sin embargo este tipo de prohibiciones no son exclusivas en Dinamarca, algunas tambien se conciben en países europeos como Austria, Bulgaria y Francia, por ejemplo.

«Tengo el deber de apoyar la libertad de expresión y la libertad de pensamiento de todas las mujeres», aclara el diseñador respecto al desfile «En Irán, donde nací, las mujeres luchan para elegir libremente qué ponerse. En Dinamarca, donde crecí … las mujeres eran libres de elegir qué tan vestidas o cubiertas querían vestir «.

Las presentaciones públicas artísticas que conllevan una marca a cuesta son los principales responsables voceros de una punto de vista. Las protestas en la moda se hacen de forma silente o expresivas como en este caso.

Puedes de hecho evaluar, demostraciones silentes o progresivas de protestas en la moda como el uso de una minifalda y su papel en la liberación de la mujer, si quieres hasta la mas masiva, como la camiseta Dior feminista. O demostraciones potentes como esta que son una protesta activa, que esta vez no son feministas, sino que están a favor de la verdadera libertad de expresión mediante el respeto de ser o no ser de usar o no usar.

Y allí vamos de nuevo a replantearnos lo que estamos comunicando al mundo y el por que y si nuestras luchas son a favor de expresarnos sin tener que callar a los demás.

 

Otras protestas en la moda

 

Justo el año pasado en nuestro país ocurrió una situación similar con el desfile de Lisu Vega, diseñadora venezolana que se alzó a favor de las protestas políticas en Venezuela en esa temporada, mostrando una colección que no solo estaba comunicando el sentimiento que abordo sino tambien de arte y por supuesto tambien marcando una postura política. Por ejemplo protestas en la moda como estas, ponen un pie adelante en la expresión y el punto de vista.

Las protestas en la moda suman muchos puntos, ya que han logrado a un nivel muy hermoso y fashionista, que se escuche una voz al y mejor aun, que otros se sumen mediante expresiones y piezas hermosas, y hasta rebeldes, bien sea de forma paulatina como la minifalda o encontrando entre flores a la ley con su prohibición, como fue el caso del CPHFW en el desfile de MUF-10.

«No tengo una actitud unánime hacia la prohibición en general, pero tengo un principio», comenta Reza Etmadi. «Ningún hombre debería decidir qué deben vestir las mujeres».

Fuente Fotografias de la protesta por

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.