Synthetic Fashion: ¿Consumimos moda?

Todo acerca del fast fashion

0 22

¿Sabes de dónde viene cada prenda que utilizas? ¿Quién la ha confeccionado? ¿Es perdurable y de calidad? Comprender que existe en la sombra de las marcas que usamos nos hace más conscientes, conocedores del trasfondo de una de las industrias más influyentes en el mundo.

Synthetic fashion

Es irresistible y gratificante encontrar prendas Low Cost, algunas son las populares Brandless, que en su mayoría son de dudosa procedencia y definitivamente de muy baja calidad, otras de estas prendas económicas poseen una marca, muchas veces reconocida.

Slow fashion ¡Volviendo a lo natural!

Un Monstruo Popular 

 

Un embarazoso fenómeno de la industria, se instaló en la década de los 80’s cuando varias marcas decidieron seguir las estrategias de consumo y desecho, potencializando sus ventas; este sector se ha bautizado bajo el nombre Fast Fashion. Netamente comercial, se encarga de popularizar y vender a bajos costos y a un nivel accesible piezas básicas o simplemente copiadas de Casas de moda y diseñadores, a las cuales la mayoría de los consumidores no tienen acceso.

Synthetic fashion

De la pasarela a las manos de las masas, este sector no crea, reproduce. Una industria que depende íntegramente del esfuerzo humano, y que es sin duda una gran productora de toneladas de desechos anuales, siendo la segunda más grande y contaminante, luego de la industria petrolera, nos preguntamos… ¿Cuáles son las consecuencias de este legado consumista?

Es responsable de al menos un 20% de la contaminación acuífera, alteración química de los suelos para la mayor obtención de algodón transgénico (Algodón BT), trayendo consecuencias medioambientales y de salud a agricultores y consumidores de dichas prendas confeccionadas con esta materia prima, al poseer contacto con la piel; con la promesa de fabricar más prendas en un plazo reducido.

 

“Who made your clothes?

Para producir grandes cantidades de prendas ridículamente económicas se necesita mano de obra pagada a un precio insólitamente “bajo”, explotación y muerte es parte del costo. En el 2013 el derrumbe del complejo febril Rana Plaza en la ciudad de Dhaka en Bangladesh, tuvo como consecuencia la muerte de 1134 trabajadores y se contabilizaron más de 2000 heridos, esto debido a la falta de inspecciones y subsanación de deficiencias y riesgos detectados en las factorías.

Synthetic fashion

¿Las etiquetas encontradas en los escombros? Mango confirmó que parte de sus productos eran realizados en Rana Plaza. El listado de marcas que aprovechan los vacíos legales en materia laboral de los países en desarrollo es amplio, Zara, H&M y Forever 21 se encuentran entre las más populares.

Con un ritmo acelerado y una rotación constante, estas grandes cadenas de tiendas pueden generar hasta 57 colecciones anuales para satisfacer nuestras necesidades de compra. La calidad de sus productos es tan baja como sus costos, por lo que el consumidor habitual está atrapado en un círculo de compra y desecho, convenientes para estas empresas. Mayor consumo: Grandes ganancias.

¿Consumimos moda o la moda nos consume?

 

La venta del ideal social también está presente, existe una profunda raíz psicológica en el comportamiento del consumidor, la cual ha sido cuidadosamente estudiada. La población mundial asocia erróneamente las adquisiciones materiales con encontrar la felicidad, o vestir bien con amor propio y autoestima.

Al comprar prendas “inspiradas” en grandes casas de moda y arte, debemos entender que no estamos adquiriendo prendas de diseño genuino o de alta calidad, y al comprar mayor cantidad y a bajo costo, no se es consciente al momento de adquirir. La etiqueta de lo que usamos es incómoda, y existen alternativas para luchar contra el falso rostro de la moda.

Entonces ¿Cómo ser reales Fashionistas? Allí es donde está la nueva forma de llevar moda.


El futuro de la industria textil hecho documental

Mira mas de mi AQUÍ

Para otros temas “sustainable” AQUÍ

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.