Yohji Yamamoto: Arte y austeridad en el ahora

Para entender el legado del famosísimo diseñador, hay que mirarlo y sentirlo, sin perspectivas terceras que lo interrumpan, de modo que se pueda entender su intención.

2

Una de las reflexiones más importantes que nos queda cuando se busca indagar en el trabajo de Yohji Yamamoto,  se ve claramente ilustrado en un artículo escrito para la revista GQ, que propone que su obra “no debería intentar explicarse”. Las colecciones del diseñador habrá que mirarlas con detenimiento y verdadero interés, para comprenderlas y tambien consumirlas adecuadamente.

Citar los méritos de este aclamadísimo diseñador, que se le han otorgado desde antes de la década del 2000, para luego decir que por estos continuará siendo relevante y significativo para la industria, sería reiterativo.

Así pues, el enfoque debe estar dirigido a la sustancia del trabajo de Yohji Yamamoto, pues esa es la clave para describir porqué seguirá teniendo peso y trascendencia en los años por venir.

La filosofía de Yohji Yamamoto es la de proteger a las personas que usen su ropa

Yohji Yamamoto – Fall Winter 2017

 

La filosofía de este maestro de la sastrería se percibe firmemente a través del aplacador y consistente uso del color negro en sus diseños; este conecta a cada pieza de ropa en sus colecciones, buscando proteger a las mujeres de las miradas indeseadas, así como proteger a los hombres de caer en abismos culturales; distanciando saludablemente a la gente, creando una suerte de uniformidad austera, además de arte social, al mismo tiempo.

Lo colorido resulta «feo» para el diseñador japonés, lo que deriva en una perspectiva fortísima, aunque no demasiado rígida, con una paleta de colores bastante cerrada.

De ahí que tienen una fuerte presencia la deconstrucción y las proporciones asimétricas en las prendas. Yohji Yamamoto cree fervientemente en la importancia de las siluetas y las formas como medio para transmitir un sentimiento o un estado de ánimo, todas proyectando sensaciones diferentes pero no rebuscadas, osadas pero no demasiado excéntricas; algo austero, sobrio, elementos que resaltarán por encima de la fisionomía y porte usual de quienes usen su ropa.

Es justamente con esto que el diseñador japonés protesta directa y contundentemente contra los estereotipos occidentales, con una urgencia voluminosa y disruptiva, creyendo que la moda puede ser más que sólo cosas bonitas y personas bonitas.

Una marca que le exige al mercado dejar de tener la cabeza hundida en la arena

Yohji Yamamoto – Spring Summer 2019

Del mismo modo a Yohji le debemos el poder considerar que el negro, lo oversized, lo genderless, pueden significar mucho más que lo que parece: Términos ornamentales, tendencias ambiguas, entre otros, lo que ha resultado en las disruptivas colecciones que ha creado, y que rompen con lo convencional.

Seguirá siendo pionero en los años por venir porque ha conseguido trascender los elementos primigenios de la existencia del ser humano, dentro del contexto de los sistemas sociales, sin dudas apelando por lo que nos hace iguales, en lugar de por aquello que nos diferencia.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.