Maquillaje copia ¿juzgamos en crisis?

0 30

Hablemos del maquillaje copia y los dupes en tiempos de crisis, una realidad de la que nadie habla pero que todos viven. ¿podríamos juzgarlo?

La industria del maquillaje es millonaria y hoy está en uno de sus mejores momentos a nivel mundial. Diverso y avanzado, al igual que su hermano, que está creciendo como la espuma: EL SKINCARE, está siendo siendo una industria de alta facturación pero también de altos costes de adquisición y símbolo de statement. siendo esto un hecho, la pregunta que me ronda hoy es: en países con un índice de bajo desarrollo y bolsillos pequeños, ¿cómo sobrevive la mujer que quiere cuidarse y estar a la moda?

Cuando se habla del maquillaje copia, no necesariamente se habla de maquillaje «Dupe». El término «Dupe» que se refiere a duplicado de productos que son similares en fórmulas, función o pigmentación de marcas diferentes, que pueden ser reconocidas y no necesariamente copias de una original.

 

+ Soft Makeup, Hard editorial: Sean Derbees

+ Beauty post 

 

 

La demanda hace la oferta

 

Siendo una industria altamente demandada, todos quieren una porción del pastel, con el trabajo de marketing pesado que hacen marcas las grandes marcas, desde a alta gama hasta la mediana y baja gama, junto con los productos de farmacia, lo que resta es distribución de minoristas y consumo. El dinero está hecho, es una apuesta segura para cualquiera que quiera invertir, sepa o no sepa de la industria; es un pastel muy suculento que deja buenas ganancias y sirve para todo. A COSTA DE LO QUE SEA

¿Cuantas veces entras a Instagram y consigues una cuenta dedicada a vender maquillaje? Cuando vas al espacios comerciales, casi seguro a la vuelta de la esquina, consigues una tienda que tendrá: maquillaje original, maquillaje copia que parece original, maquillaje copia burdo y maquillaje de marcas raras que no son copias. A COSTA DE LO QUE SEA, no es un concepto que se tome a la ligera, de parte del vendedor, pero tampoco del comprador.

Productos con dudosos orígenes, fórmulas, higiene de la fabricación, almacenamiento y distribución de los maquillajes copias, el problema real es que esta producción es sólo posible porque alla afuera hay mercado que lo sigue adquiriendo. Hay oferta, porque hay demanda A COSTA DE LO QUE SEA, recuerden eso.

Dependerá de que tanto sepa vendedor de la tienda y el comprador de maquillaje, así como su bolsillo. ya que lo último juega un factor determinante en la adquisición de productos de dudosa procedencia. aun así, ¿quienes somos para juzgar? Si la chica de bajos recursos quiere verse como Gigi, ¿no seriamos mas útiles ofreciendo una solución?

Maquillaje en crisis

 

Si bien es un costo que gran parte de la poblacion en Latinoamericana puede asumir, el promedio salarial de una mujer en un país en crisis no, y ni siquiera estamos hablando de la adquisición de maquillaje de alta gama y por supuesto dejando fuera de la cuenta todo el skincare. Aquí hablamos con matemáticas a la mano, una realidad que vive países de Centroamérica y Venezuela por resumir geográficamente. Se requiere un promedio de $100 dólares para hacer un kit de maquillaje BÁSICO con productos de gama media baja originales, que se debe reponer cada 6 meses. Ir con las tendencias y tener variedad, no es una opción con este presupuesto.

Sin embargo el riesgo de salud a costa de la belleza por la adquisición y uso de estos productos, no es el único problema que esta bola de nieve crea.

Sabiendo la clandestinidad, la crisis de adquisición, la evasión de controles y la dudosa formulación e higiene, así como tambien un segmento de mercado con un presupuesto ajustado ¿es plausible la nueva ola de tiendas de maquillaje en Instagram que venden maquillaje copia? Muchas de ellas vienen del mundo del emprendimiento y han ayudado a la economía personal de muchas personas que tal vez lo necesitaban. No podemos juzgar en crisis, somos todos culpables e inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Porque de hecho tampoco hay ley que lo regule o programas que mejoren la situación.

Desde la sanidad, la regulación de químicos, problemas con los parabenos por ejemplo, la regulación de importaciones, hasta la evasión de impuestos y leyes de piratería. ¿Quién podría culparlos? Ninguna de las instituciones están interesadas en la moda, ya saben, es que no es importante, es solo moda. Tampoco la academia, que deliberadamente excluye este tema como algo que no forma parte de los altisimos estandares puristas educativos.

Es tan común y esta tan en nuestra vida, que se ha vuelto cotidiano. Convivimos con el enemigo silente desde diferentes aristas. Pero ¿a qué costo?, ¿realmente «a toda costa» es una afirmación factible?, ¿Son una solución al bolsillo de la mujer que busca progresar estéticamente? ¿podemos juzgarlas? ¿esa mujer tiene mejores opciones?

+ ¿El selfie cambiando la industria de la moda?

 

Nunca nos habíamos hecho tantas preguntas

Y la respuesta es un debate entre la moral de un país con un sistema ideal vs la realidad vs las acciones que no se toman. Un problema no se resuelve desde el juicio. Sino desde las propuestas de solución a eso que es incomodo.

Entonces, bajo la idea de que la mujer latina es una mujer dedicada a la belleza pero que tambien reconoce su belleza propia…

Si esto se combatiera y se erradica, ¿qué ocurriría en los tocadores de mujeres de bajos recursos o jóvenes sin ingresos propios que sueñan con verse de revista? ¿Cumplirán las marcas locales que tienen mejor coste de adquisición con los estándares en tendencia? ¿Qué opciones tienes tu, persona común, que quiere lucir ese rojo Maybelline de última colección, que no se transfiere, que va bien con diversos tonos de piel y es de larga duración, cuando te enfrentas con el catálogo en farmacia que tienen un rojo de colección 2012 de la unica marca local?

No toda las marcas locales se actualizan a la par de la moda.

Será entonces que debemos cumplir con el estigma que dice que, para tener estilo hay que tener dinero, hablando entonces de, ¿una inequívoca moda democrática pero elitista? y los emprendimientos de  tienditas de maquillaje copia, ¿sobrevivirán para ver un mejor tiempo del maquillaje, sin tener que cerrar sus puertas y por tanto tener bajas en su economías personales?

Sin miras de romantizar la pobreza, la situación de los productos de maquillaje copia es una realidad que grita en nuestra narices. Una de la que nadie comenta porque sería una solución para un segmento de mercado del que tampoco se habla en la moda, pero representa un alto porcentaje de la población.

 

¿Serán los dupes de marcas locales, con menor capital, la mejor solución para la crisis del maquillaje copia en países en crisis?

He tenido que escribir artículos complicados, pero en ninguno tanto como este. Una abordaje que no tiene amigos ni enemigos, pero sin dudas la ética del mercado tiene la balanza a su favor. Nunca había hecho un articulo con tantas preguntas sin respuestas, y nunca había tenido un articulo con tantos problemas sin solución.

Un tema que da mucho que pensar y tiene mucha aristas por abordar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.